.
    
   LECTURAS RELACIONADAS    
  
                 ACTA DEL PRONUNCIAMIENTO DEL 5 DE JUNIO DE 1895

ACTA DEL PRONUNCIAMIENTO DEL 5 DE JUNIO DE 1895

 

«En la ciudad de Guayaquil, a cinco de junio de mil ochocientos noventa y cinco, congregado el pueblo en Comicio Público, para deliberar acerca de la situación actual.

 

      Considerando

   1.- Que es necesario organizar un gobierno que sea fiel intérprete del sentimiento general, claramente expresado por los patriotas en la prensa, en los campos de batalla, en las manifestaciones populares y en el seno del hogar, que han trabajado por la reivindicación de la honra nacional, ultrajada por un gobierno traidor a la Patria.

 

   2.- Que las ideas liberales son las que están más en armonía con la civilización y el progreso modernos, y que son ellas las llamadas a hacer la felicidad de la República, la cual ha estado sojuzgada por una camarilla sombría de especuladores inicuos.

 

      Resuelve:

   1.- Desconocer la Constitución de 1883 y el gobierno presidido por el Sr. Vicente Lucio Salazar.

 

   2.- Nombrar Jefe Supremo de la República y General en Jefe del Ejército al benemérito general don Eloy Alfaro.

 

   3.- Conceder amplias facultades al expresado general Alfaro, para que la reconstitución del país se levante sobre bases sólidas.

 

   4.- Pedir la convocatoria de una Convención Nacional, que reconstruya el país; y juzgue y castigue a los culpables de traición a la Patria.

 

   5.- Reconocer la autoridad popular interna que ejerce el patriota señor don Ignacio Robles, Jefe Superior Civil y Militar de la Provincia del Guayas, a quien se le concede toda suma de facultades necesarias a su cargo.

 

Esta Acta fue firmada por más de 15.780 guayaquileños que plegaron ese mismo día a la revolución.

 
                 TELEGRAMA ENVIADO POR EL GRAL

TELEGRAMA ENVIADO POR EL GRAL. ALFARO AL CONOCER EL PRONUNCIAMIENTO LIBERAL DE GUAYAQUIL

 

 

Managua, Nicaragua, Junio 6 de 1895, las 10.5 p.m.

 

          Señor Ignacio Robles, Jefe Civil y Militar de Guayaquil.-  Gloria a Dios y honra al pueblo ecuatoriano por su elevado civismo.- Enorgullézcome de la ocasión que se me presenta para dirigirle mi felicitación por el digno órgano que Ud. y muy especialmente al valeroso pueblo del 9 de octubre y del 6 de marzo.- Tengo la mayor confianza señor Robles, en que el empeño de todos los buenos patriotas ecuatorianos se consagrará a reponer el país de sus quebrantos, mediante un régimen de libertad y justicia.- El programa de mi gobierno será de reparación. Nunca de venganza, nada de resentimientos por lo pasado; justicia y justicia inquebrantable debe ser, desde ahora, nuestra sagrada consigna.- Saldré de Corinto en el primer vapor.- Dios y Libertad.-

 

Eloy Alfaro.