Illingworth Alm. Juan

Juan_Illingworth

Patriota y prócer de la independencia nacido en Stockport, condado de Chester, en Inglaterra, el 10 de marzo de 1786, hijo de Abraham Illingworth y de Mary Hant.

A la edad de quince años se alistó como aprendiz en la marina de guerra de S.M. Británica, en la que sirvió durante diez años destacándose por su valor e intrepidez. Fue mencionado en los “Anales de la Marina Inglesa” (1810) por su valerosa actuación en la guerra con Francia y el 1 de agosto de 1811 fue ascendido al grado de Teniente.

A raíz de que las colonias inglesas de Norteamérica lograron su independencia, el Imperio Británico comprendió que para no perder su hegemonía era necesario que las colonias españolas también logren su libertad, por lo que dispuso que algunos militares se pongan en contacto y a disposición de los movimientos independentistas de Hispanoamérica para asesorarlos y ayudarlos en su lucha contra la Corona Española.

Entonces, y luego de haber participado en otras campañas en Francia, Holanda y Dinamarca, en 1818 fue encargado de transportar secretamente a Lord Cochrane hasta las costas de Chile, y en agosto de ese mismo año partió a cumplir con esa delicada misión al mando de la corbeta “Rosa”, en la que llegó a Valparaíso en los últimos días de diciembre.

La corbeta fue entonces adquirida por Chile, y luego de ser equipada adecuadamente y rebautizada con el nombre de “Rosa de los Andes”, fue puesta bajo su experta mano para enfrentar a la flota española a lo largo de la costa del Pacífico.

Desde mayo de 1819, al mando de la “Rosa de los Andes” acosó a todas las naves españolas que surcaban el Pacífico, hasta que el 12 de mayo de 1820, frente a Punta Galera (provincia de Esmeraldas), trabó terrible y feroz combate contra la fragata realista “Prueba”.

Luego de larga lucha -que fue brava y sangrienta-, con habilidad y coraje fue dominando poco a poco la situación y estaba a punto de lograr la victoria, pero fue gravemente herido y tuvo que entregar el mando a su segundo, quien luego de causar graves daños a la “Prueba” intentó retirarse, pero la “Rosa de los Andes” encalló y de esa manera terminó su gloriosa lucha por la libertad.

Llegó a Guayaquil al año siguiente, cuando ya se había consumado la Revolucióndel 9 de Octubre de 1820, y de inmediato se incorporó, bajo las órdenes de Sucre, en el ejército patriota que se preparaba para iniciar la campaña sobre Quito.

En su marcha hacia el interior le fue asignado el mando de una columna de trescientos hombres con los que debía dirigirse hacia Latacunga, y ya había llegado a los suburbios de Quito cuando fue informado de la terrible derrota que el 12 de septiembre de 1821 había sufrido Sucre en los campos de Huachi, por lo que tuvo que contramarchar y volver a Guayaquil, no sin antes aplicar toda su astucia e inteligencia para evitar un encuentro con las tropas del Gral. Aymerich, triunfador de Huachi.

En Guayaquil ayudó a reorganizar el ejército patriota, y más tarde, junto a Sucre participó en todas las campañas militares hasta culminar en Pichincha el 24 de mayo de 1822.

En octubre de ese mismo año, mientras desempeñaba el cargo de Comandante del Apostadero de Guayaquil fundó la Escuela Náutica, que fue cuna de valientes y destacados marinos y militares que prestaron invalorables servicios a la Patria.

Al instaurarse la República del Ecuador, luego de que convocada por el Gral. Juan José Flores se reunió en Riobamba, el 14 de agosto de 1830, la Primera Constituyente, participó en el movimiento revolucionario que en defensa de los ideales de Simón Bolívar organizó el Cap. Luis Urdaneta en Guayaquil el 28 de noviembre, en contra de Flores, pero ante la muerte del Libertador -ocurrida en diciembre- la revolución fracasó y fue desterrado al Perú donde permaneció durante varios meses.

Más tarde volvió a Guayaquil y se mantuvo alejado de la vida pública hasta que en 1845 estalló la Revolución Marcista contra el gobierno del Gral. Flores.

Luego del segundo combate de La Elvira fue nombrado Jefe del Ejército de Guayaquil, y como tal le correspondió dirigir la campaña militar hasta el triunfo definitivo de la revolución. Posteriormente fue comisionado por el gobierno de Guayaquil para la celebración del Tratado de la Virginia.

Años más tarde asistió como Diputado por la provincia del Guayas a la Convención Nacional que se reunió en Guayaquil del 17 de junio al 2 de octubre de 1852; por esa época, junto al Gral. José María Urvina y al Gral. José de Villamil, defendió a Guayaquil cuando el Gral. Flores pretendió apoderarse de ella. Esas fueron sus últimas participaciones en la vida pública del país, pues retirado a la tranquilidad de su hacienda Chonana, a orillas del río Daule, murió el 4 de agosto de 1853.

 

Compartir

También puedes revisar