Sáenz Gral. José María

Gral-Jose-Maria-Saenz

Patriota y prócer de la independencia nacido en Quito a finales del siglo XVIII, hijo de don Simón Sáenz de Vergara y de doña Juana del Campo y Valencia.

Luego de haber servido con lealtad y fidelidad en el batallón realista «Infante», sintió correr por sus venas el llamado de la libertad y siguiendo el ejemplo de los oficiales del Numancia, León de Febres-Cordero, Miguel de Letamendi y Luis Urdaneta; se separó del ejército español y abrazó la causa de la independencia.

«Sirvió con distinción en el ejército republicano, haciendo todas las campañas del sur, y ganando sus ascensos grado a grado, por escala rigurosa, a fuerza de merecimientos, en aquella época y aquella guerra magna, en que no se concedían las presillas y galones por favoritismo o influencias, sino al mérito real y efectivo» (Camilo Destruge.- Album Biográfico Ecuatoriano, tomo I, p. 349).

Militó bajo las órdenes de Bolívar a quien acompañó durante mucho tiempo en casi todas las campañas, y tuvo tanto apego a su persona, que su lealtad hacia él llegó a ser proverbial.

Instaurada la República del Ecuador, a partir de 1830 hizo oposición a la política del Gral. Flores, y por el año 1832, cuando hizo amistad con Hall, Zaldumbide, Moncayo, Ascázubi y otros, fue uno de los fundadores de la Sociedad «El Quiteño Libre», establecida en 1833 y de la que fue Presidente.

Fue tan fuerte y poderosa la oposición que dicha sociedad hizo al gobierno de Flores, que éste desató una feroz persecución en contra de sus miembros, que llegó a su punto culminante en la sangrienta noche del 19 de octubre de ese mismo año, cuando por orden superior sus principales miembros fueron asesinados. Milagrosamente, logró escapar y buscar asilo en territorio granadino (Colombia).

Posteriormente, desde el norte inició una serie de acciones militares destinadas a desestabilizar al régimen floreano, pero el 20 de abril de 1834, luego de sufrir un revés militar y de rendirse en Pesillo, fue capturado y cobardemente asesinado por orden de un teniente de apellido Cárdenas.

Compartir

También puedes revisar