Vera Pedro Jorge

Pedro-Jorge-Vera

Novelista, poeta, dramaturgo y periodista nacido en Guayaquil el 16 de junio de 1914, hijo del Dr. Alfredo Vera Benavides y de la Sra. Leonor Vera Almendares.

Estudió en el Colegio Tomás Martínez, en el pensionado del maestro Nicolás Segovia y en el Vicente Rocafuerte, al que ingresó en 1926. Por esa época ya se había identificado bajo la bandera roja del Partido Comunista, y fue expulsado del colegio por intervenir en algunas huelgas y acciones políticas estudiantiles. Posteriormente fue readmitido en el colegio, y finalmente, en 1932 pudo graduarse de Bachiller.

Dos años más tarde, mientras trabajaba como secretario particular del Dr. Antonio Parra Velasco -Ministro de Finanzas del primer velasquismo- ingresó a estudiar leyes en la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad Central de Quito. Ya por esa época había publicado varias poesías en el diario socialista quiteño «La Tierra» y en el «Bandera Roja», que aparecía quincenalmente en Guayaquil.

En 1935, luego de que el Dr. Velasco Ibarra rompiera la Constitución por primera vez y se proclamara dictador, volvió a Guayaquil y empezó a trabajar en El Universo, y al año siguiente, junto a Alfredo Pareja Diezcanseco publicó el periódico «España Leal», del que sólo aparecieron dos ediciones. Ese mismo año, cuando comenzó la represión del dictador Ing. Federico Páez en contra de las izquierdas del país, sufrió algunas persecuciones y tuvo que permanecer escondido.

En 1943 fue Secretario de la Alianza Democrática Ecuatoriana (ADE), y al año siguiente intervino en la Revolución del 28 de Mayo que puso fin al gobierno del Dr. Carlos A. Arroyo del Río. El 10 de agosto de ese mismo año, al instalarse en Quito la Asamblea Constituyente fue elegido Secretario de la misma, pero al año siguiente, cuando el Dr. Velasco Ibarra rompió su segunda Constitución, a pesar de haber contribuido para llevarlo al poder tuvo que esconderse para no caer preso.

Durante varios años se dedicó a escribir poemas y obras de teatro, y en 1958 fundó, junto a Alejandro Carrión, la recordada revista «La Calle», que alcanzó gran circulación nacional y a través de la cual combatió duramente al gobierno del Dr. Camilo Ponce Enríquez. Dos años después viajó a Cuba para asistir al Congreso de la COTAL y fue recibido personalmente por el «Che» Guevara. Posteriormente, junto a otros escritores viajó a China y a la desaparecida Unión Soviética (Rusia), países comunistas que le brindaron la oportunidad de entrevistarse con sus principales líderes: Mao Tse-Tung y Nikita Krushev.

A su regreso al Ecuador atacó nuevamente al Dr. Velasco Ibarra que ocupaba la Presidencia de la República por cuarta vez, y cuando meses más tarde el mandatario rompió nuevamente la Constitución, una vez más tuvo que esconderse para no ser aprehendido.

Al instaurarse en marzo de 1963 el régimen dictatorial de la Junta Militar de Gobierno que presidió el Calm. Ramón Castro Jijón, otra vez fue encarcelado y al poco tiempo desterrado a Chile. Posteriormente viajó a Cuba donde estuvo radicado pocos años y escribió dos importantes ensayos políticos relacionados con la situación en Chile y Haití.

Regresó a Quito en 1967 e inmediatamente volvió a publicar sus revistas y artículos periodísticos de carácter político, y en 1970, cuando el Dr. Velasco Ibarra rompió su cuarta Constitución y se proclamó nuevamente dictador, desató una intensa y acalorada oposición al régimen, razón por la cual -al igual que otras veces- sufrió la persecución del mandatario, quien ordenó que sea encerrado en el Panóptico donde permaneció durante tres meses.

Su extensa obra literaria abarca los campos de la poesía, el teatro y la novela. Se inició en las letras en el año 1937 con la aparición de su primer libro de poesías al que tituló «Nuevo Itinerario», al que siguieron luego «Romances Madrugadores» y «Túnel Iluminado», con la que en 1949 puso fin a su carrera poética. Como autor de obras de teatro escribió «El Dios de la Selva», «Hamlet Resuelve su Duda», «Luto Eterno», «La Mano de Dios» y varias «Estampas Quiteñas» que representó el notable artista Ernesto Albán con su personaje Evaristo Corral y Chancleta. Finalmente, en novela publicó, entre otras, «Los Animales Puros», «La Semilla Estéril», «Tiempo de Muñecos», «La Guamoteña», «El Ataúd Abandonado», «La Familia y los Años», «Los Mandamientos de la Ley de Dios», «El Pueblo Soy Yo» y, por último, «Jesús ha Vuelto», con la que en 1978 obtuvo el premio José Mejía.

Considerado como uno de los escritores con más amplia narrativa del Ecuador, en 1991 el gobierno del Dr. Rodrigo Borja le otorgó el premio «Eugenio Espejo», como un reconocimiento del Ecuador a su rica y talentosa producción literaria. Dos años más tarde, en 1993 publicó su libro de memorias al que tituló «Gracias a la Vida», del que en 1998 apareció su segunda edición.

A los 85 años de edad continuaba produciendo obras de igual o superior calidad, y preparaba el lanzamiento de “El Tiempo Invariable”, cuando la muerte lo sorprendió -en Quito- el 5 de marzo de 1999.

Compartir

También puedes revisar