Traversari Pedro Pablo

Pedro-Pablo-traversari

Destacado musicólogo nacido en Quito el 28 de julio de 1874, hijo del Sr. Pedro Pablo Traversari Branzanti y de la Sra. Alegría Salazar Villavicencio.

A los diez años de edad se trasladó a Santiago de Chile donde estudió en el colegio de los padres franceses, y a los 17 años, antes de graduarse de Bachiller obtuvo el título de Profesor en Teoría, Solfeo, Estética e Historia de la Música. Posteriormente ingresó a la Facultad de Ingeniería en la Universidad de Santiago, al tiempo que continuaba sus estudios de piano, violoncelo y otras ramas musicales. Por el año 1897 viajó a Roma, Italia, donde hizo tres cursos de música, y más tarde pasó a Basilea, en Suiza; y a París, en Francia, donde terminó de perfeccionar su carrera.

A su regreso el gobierno del Gral. Eloy Alfaro lo nombró, en 1903, Subdirector del Conservatorio. En 1909 fue Concejal del cantón Quito y fundó la Escuela de Bellas Artes, y al año siguiente fue Presidente del Municipio capitalino.

Con el propósito de impulsar el desarrollo de la música y las bellas artes, conformó la Orquesta Sinfónica de Quito que hizo sus primeras presentaciones en 1922. Posteriormente se trasladó a Guayaquil y en octubre de 1928 fundó el Conservatorio de Música Antonio Neumane, del que fue Director hasta 1935. Durante su permanencia en Guayaquil organizó la primera orquesta femenina del país, y en 1930 graduó a la primera pianista.

Fue un destacado compositor de óperas, melodías indígenas, himnos y danzas, y fue autor de «El Práctico de Música», «Silabario Musical Objetivo», «Método Ilustrado de Caligrafía Musical», «La Música Indígena en América», «Musicología y Metafísica del Arte», «Acústica de la Música», «El Arte en América», «Relaciones del Arte Indígena Popular e Historia General Ilustrada de la Música Indígena y Popular de los Países Americanos».

Formó el Museo Etno-Organográfico que hoy lleva su nombre, que contiene más de tres mil piezas e instrumentos musicales de un valor incalculable y de todas las partes del mundo, entre las que se destacan un «Serpentín» de la época de Carlomagno, «Trompetas» de la época de Nerón, un violín «Stradivarius» y gran cantidad de instrumentos musicales autóctonos de América. Este museo lo donó en 1952 a la Casa de la Cultura de Quito.

Murió en su ciudad natal el 6 de julio de 1956.

Compartir

También puedes revisar