Gualaceo

Por conservar en sus calles y casas los viejos recuerdos del pasado colonial, por la característica amabilidad de sus habitantes, y por el agradable clima de su región, Gualaceo se ha convertido en una de las poblaciones más visitadas de la provincia del Azuay.

Cantón de la provincia de Azuay.

Desde 1820 -cuando Azuay y Cañar formaban una sola región- Gualaceo había sido parroquia rural de Cuenca, a la que perteneció hasta el 25 de junio de 1824 en que fue cantonizada de acuerdo con la Ley de División Territorial de Colombia expedida por el Gral. Francisco de Paula Santander; dicha categoría le fue ratificada por la República del Ecuador el 25 de septiembre de 1852, durante el gobierno del Gral. José María Urbina.

Situado al oriente de la provincia, en un cálido valle atravesado por el río de su mismo nombre, el cantón se extiende en una rica comarca agrícola por excelencia.

Su nombre (Gualaceo, Gualaxio, Gualicella, Gualacco), es una palabra cañari, de origen Chibcha que quiere decir Guacamayo.

Su cabecera cantonal es la población de su mismo nombre. «Población española, muy anterior a Cuenca, como proyecto de ciudad y como parte de la encomienda de Rodrigo Núñez de Bonilla. Asiento minero, descubierto por el conquistador Sebastián de Benalcázar que lo recorrió por primera vez en abril de 1534»; y está integrado por las parroquias rurales Daniel Córdova Toral (Zharbán), Jadán, Luis Cordero Vega, Mariano Moreno (Callasay), Remigio Crespo Toral (Gúlag), San Juan y Zhidmad.

La ciudad de Gualaceo constituye uno de los principales centros artesanales del Ecuador; en ella se confeccionan maravillosos bordados y vestimentas, se trabaja en zapatería, carpintería y sobre todo, en fina joyería. Anualmente, durante el mes de marzo celebra la festividad del durazno, en cuyo programa figura una interesante exposición de frutas, flores y artesanías.

Estas, y otras razones, hicieron que el Ministerio de Educación, con fecha 31 de diciembre del 2002, la declarara Ciudad Patrimonial del Ecuador.

 

Compartir

También puedes revisar