Machala

Machala_Foto

Capital de la provincia de El Oro.

Muy poco se sabe sobre su origen, sin embargo, entre las varias versiones que existen, la más aceptable es la que supone que sus primeros pobladores fueron los Punáes, quienes fueron atraídos a este lado de la costa por la abundancia y facilidad de la pesca, y por la gran fertilidad de las tierras a orillas del río Jubones.

Fue población indígena que ya existía cuando los españoles iniciaron la conquista.

“Fundada en el siglo XVI, paralelamente a otras ciudades de la costa, Machala pasó a formar parte, en 1573, de la jurisdicción de la Tenencia de Gobernación de Puná, que a su vez dependía del Corregimiento de Guayaquil” (Ecuador.- tomo 3, p. 496, Cient. Latina).

Durante la colonia tuvo relativa importancia por su desarrollo agrícola, y fue una de las primeras que plegó al movimiento independentista iniciado en Guayaquil con la Revolución del 9 de Octubre de 1820.

La Ley de División Territorial de Colombia del 25 de junio de 1824, expedida por el Gral. Francisco de Paula Santander, la consigna como cantón de la provincia de Guayaquil, a la que perteneció hasta el 29 de noviembre de 1882 en que pasó a integrar la provincia de El Oro, creada por los pobladores de Zaruma como una muestra de reclamo a la situación de abandono en que se encontraba inmersa debido a las desatenciones del gobierno central. Finalmente, cuando el 1 de junio de 1884 el gobierno del presidente José María Plácido Caamaño decretó legalmente la creación de la provincia de El Oro, fue designada definitivamente como su capital, manteniendo su calidad de cantón que hoy integra con las parroquias rurales El Cambio y El Retiro.

Situada en los 03o 16’ de latitud sur y en los 79o 57’ de longitud oeste, en una importante zona de producción agrícola, Machala -”Capital Bananera del Mundo”- se constituye hoy en día como una de las principales ciudades del Ecuador, no solo por su estratégica posición geográfica sino por ser un importantísimo polo de desarrollo comercial, industrial y agrícola.

Según sostiene el etimologista Barros Gres, “Machala debió llamarse originalmente “Mah-Chal”, término de origen Quiché que traducido significa “Noble o Gran Lindero”.

 

Compartir

También puedes revisar