Batalla de Chimbo

Fue otro de esos enfrentamientos fratricidas que han ensangrentado el territorio nacional, en una época en que las revoluciones y los golpes de estado se sucedían con mucha frecuencia.

En efecto, luego de la Revolución Liberal que el 5 de junio de 1895 proclamó en Guayaquil la Jefatura Suprema de don Eloy Alfaro, al tiempo que las fuerzas liberales iniciaban su marcha hacia el interior con el propósito de instaurar el régimen liberal en todo el país, el gobierno de Quito, a cargo del Dr. Vicente Lucio Salazar, envió también al ejército regular para intentar sofocar dicho movimiento revolucionario.

En los primeros días de agosto, al mando del Crnel. Cornelio Escipión Vernaza los liberales avanzaron por el valle del río Chimbo, y el día 6 enfrentaron a las tropas del gobierno integradas por el Batallón Babahoyo, al mando del Crnel. Manuel J. Castillo.

La batalla fue feroz y ambos bandos lucharon con ardor casi hasta la noche. Inicialmente las tropas revolucionarias sufrieron un descalabro, pero pudieron recuperarse rápidamente ya que el ejército regular – cuando la victoria le parecía segura- abandonó el campo de batalla para pasar a Gatazo -en las cercanías de Riobamba-, y unirse a las tropas del Gral. José María Sarasti para enfrentar a las fuerzas que Alfaro comandaba personalmente.

Compartir

También puedes revisar