Gabarras

Gabarra

A partir de la segunda mitad del siglo XX y en su constante afán de lograr la integración nacional, para superar el inmenso y caudaloso río Guayas -que era el obstáculo natural que separaba a Guayaquil del resto del país- se implementaron las recordadas “gabarras”, que no eran otra cosa que la adaptación y mezcla de viejas lanchas de desembarco de la segunda guerra mundial, convertidas entonces en el único medio de transporte para carga y vehículos que necesitaban cruzar el río entre Guayaquil y Duran.

Estas “embarcaciones” -inolvidables para aquellos que nacieron algunos años antes de 1970- con su aspecto siempre derruido partían desde el “embarcadero” que existía al otro lado del cerro Santa Ana, in poco más allá de la antigua Piladora Modelo, en el sector de la Atarazana,  y llegaba a otro similar, en Durán, situado en el sector del terminal ferroviario.

El viaje era algo peligroso, pues las “gabarras” se movían con mucha lentitud -especialmente cuando iban sobrecargadas, que era lo habitual- por lo que su línea de flotación se mantenía muy por debajo de su nivel recomendado. Afortunadamente nunca se produjo un accidente que dejara consecuencias lamentables.

“Las populares Chivas, las camionetas y los buses pullman que llevaban pasajeros a los pueblos de la vía Durán-Tambo y otras ciudades de la República, atiborraban las viejas gabarras, en las que competían por ubicación comerciantes con carga, motocicletas, bicicletas, vendedores, viajeros curiosos, enamorados y hasta estudiantes que se hacían “la pava” para ir a festejos populares como los de San Jacinto de Yaguachi” (Germán Arteta Várgas.- El Universo, mayo 17/06).

Compartir

También puedes revisar