Monumento a Clemente Yerovi (Guayaquil)

Poco tiempo después de su muerte, acaecida en Guayaquil el domingo 19 de julio de 1981, la Cámara de Agricultura de Guayaquil -de la cual había sido presidente- resolvió erigir un monumento dedicado a la memoria de este ilustre ciudadano, que había ejercido el Poder de la República en uno de los momentos más difíciles de su historia.

Se conformó entonces un Comité Pro-Monumento a Clemente Yerovi que, presidido por don César Durán-Ballén Cordovez, tuvo también como miembros a los doctores Juan Alfredo Illingworth Baquerizo y Guillermo Castro Benítez, al abogado Carlos Luis Plaza Aray, al ingeniero Efrén Vélez Pontón y a los señores Gabriel Roldós Garcés, Xavier Alvarado Roca y Ramón Espinel Mendoza.

Lograda la financiación necesaria y el lugar donde debía levantarse el monumento, se escogió al escultor cuencano Vicente Rodas para la ejecución del mismo, que debía ser trabajado en bronces sobre un pedestal de piedra.

Fue así que el 31 de julio de 1988, en el parque que lleva su nombre -situado frente a la Av. del Periodista, en la ciudadela Kennedy- se desvelizó el monumento con el que Guayaquil y el Ecuador entero rinden homenaje a este hombre que fue símbolo de patriotismo y desprendimiento político, y cuyo paso por la vide debe servir de ejemplo para las generaciones.

“Levántase este monumento como testimonio de homenaje a un hombre que supo bien servir a sus semejantes, que siempre quiso ser amigo de todos y nunca se consideró enemigo de nadie, que en todas las funciones privadas y públicas que desempeñó puso como norte de su actuación la idea primordial del bien común, tan fácil de ser dicha pero tan difícil de ser cumplida.

Clemente Yerovi es en la historia uno de esos pocos magistrados que pasaron por el poder sin dejar tras de sí una estela de resentimientos y odios, no solamente porque no tuvo tiempo para que el transcurso de los años erosionara la esperanza que en él pusieron los pueblos y la popularidad que pudo haber tenido o logrado adquirir, sino porque logró edificar, no obstante los breves nueve meses de mando, un cúmulo tal de realidades ciertas y visibles, no necesitadas de propagandas ni relumbrón, que todos lamentaron su partida, señalaron sus aciertos y hasta, algunos, pretendieron escamotearle la gloria de sus obras” (Fragmento del Discurso pronunciado por el Dr. Jorge Salvador Lara con motivo de la inauguración del monumento a don Clemente Yerovi Indaburu).

El monumento consta de una sólida base de granito que presenta en su fachada una placa de bronce que dice:

“CLEMENTE YEROVI INDABURU, PRESIDENTE DEL ECUADOR 1966”

En la una carla lateral hay otra placa de bronce que dice:

“ESTE MONUMENTO SE REALIZO POR INICIATIVA DE LA CÁMARA DE AGRICULTURA DE LA II ZONA Y GRACIAS A LA COLABORACIÓN DEL BANCO CENTRAL DEL ECUADOR, BANCO NACIONAL DE FOMENTO Y UN GRUPO DE AMIGOS QUE CONFORMARON EL COMITÉ PROMONUMENTO, PRESIDENTE SR. CESAR DURAN BALLEN CORDOVEZ, VICEPRESIDENTE DR. JUAN ALFREDO ILLINGWORTH JULIO 31 DE.1988”.

En la otra fachada se encuentra otra placa en Bronce con la siguiente leyenda, que expresara alguna vez este ilustre gobernante:

“MI MAS ALTA ASPIRACIÓN FUE SIEMPRE LA DE MERECER UN DÍA EL CALIFICATIVO DE HOMBRE DE BIEN. EL EJERCICIO, NO PRETENDIDO DE LA PRIMERA MAGISTRATURA ME SOMETIÓ AL EXAMEN DE MIS COMPATRIOTAS, Y SI AL LLEGAR A MIS ÚLTIMOS AÑOS, LOGRO MERECER TAL CONCEPTO, HABRÉ COLMADO MI AMBICIÓN”.

Sobre el pedestal se destaca la magnífica estatuaria trabajada en bronce que representa la figura sedente de don Clemente Yerovi.

Compartir

También puedes revisar