Península de Santa Elena

Peninsula-de-santa-elena

Los primeros hombres que llegaron a los territorios de la península de Santa Elena lo hicieron hace aproximadamente 12.000 años, huyendo de los fríos glaciales que congelaban las extensas planicies y las escarpadas montañas septentrionales, y se asentaron en el sitio que hoy llamamos “Las Vegas”.

Esto fue confirmado a principios del año 2003 por las investigadores y científicas Dolores Piperno, del Instituto Smisthsonian de Investigación Tropical en Balboa (Panamá) y Karen Stothertz de la Universidad de Texas (USA), quienes “determinaron que algunos restos de calabacines cultivados en la península de Santa Elena, en Ecuador, son más antiguos que los cultivos más tempranos en Mesoamérica, donde hasta ahora se pensaba que había tenido origen la agricultura americana” (El Universo, Feb. 14/2003).

Ahí, en esas fértiles planicies, regadas entonces por numerosos ríos, esos emigrantes de lejanas tierras encontraron condiciones propicias para establecerse, y dejaron de ser nómadas para convertirse en sedentarios. Toda esta región, en épocas prehispánicas fue llamada Sumpa, y como presencia viva de su existencia están los restos arqueológicos llamados Los Amantes de Sumpa.

La península de Santa Elena fue descubierta por Francisco Pizarro el 18 de agosto de 1531 (algunos investigadores sostienen que en 1527), cuando viajaba hacia el sur para iniciar la conquista del Imperio de los Incas.

Según datos históricos, Pizarro desembarcó en las playas de lo que actualmente es el puerto de Ballenita, a las que bautizó con este nombre debido a la gran cantidad de esos cetáceos que había en sus aguas.

Con una extensión aproximada de 100.000 ha, su vasto territorio forma parte de la zona de influencia principal de la cuenca del río Guayas, y aunque por mucho tiempo -debido a la deforestación- permaneció casi desértico e inexplotado, con la implementación del trasvase, a partir del 1998 sus tierras volvieron a convertirse en fértiles y productivas.

Después de haber integrado desde tiempos de la colonia la antigua provincia de Guayaquil, el 16 de octubre de 2007, en segundo y definitivo debate, el Congreso Nacional aprobó su provincialización, desmembrándola de la provincia del Guayas para convertirla en la provincia No. 24 del Ecuador.

En ella se encuentran los más bellos e importantes centros turísticos de la costa ecuatoriana, como son: Salinas, Playas, Punta Carnero, La Libertad, Montañita, etc.

Compartir

También puedes revisar