Juan Manosalvas

Juan-Manosalvas

Notable pintor quiteño nacido el 24 de junio de 1837, hijo del señor Javier Manosalvas Herrera y de la señora Simona Gómez de la Torre.

Desde muy temprana edad se manifestaron él sus primeras inquietudes artísticas, por lo que a los once años de edad empezó a frecuentar el taller del maestro Leandro Vanegas (el Sordo), bajo cuya dirección comenzó a realizar sus primeros dibujos. Dos años más tarde ingresó a la Sociedad Artística Miguel de Santiago, donde fue perfeccionando su estilo bajo la dirección del profesor francés don Ernesto Charton -quien le aseguró un brillante porvenir-, y finalmente recibió clases de Luis Cadena, que había llegado de Europa. Todas estas enseñanzas le permitieron obtener, en 1862, su primer triunfo artístico y ganar la “Medalla de Oro” por su cuadro “Paso del Manglar”, en la exposición organizada por la Academia Nacional Científica y Literaria.

En 1871 el gobierno del Dr. Gabriel García Moreno le otorgó una beca para que viaje a Roma a perfeccionarse; ingresó entonces en la Real Academia del profesor Cogetti donde recibió clases del maestro Alejandro Marini, quien al observar los primeros trabajos del quiteño exclamó: “Este americano pinta a la perfección, bien hubiera podido ahorrarse tan largo viaje”.

Después de haber permanecido durante casi cuatro años en Roma, volvió a Quito en el año 1874 e inmediatamente fue nombrado Director de la Escuela de Bellas Artes, cargo que mantuvo hasta 1875, en que renunció luego del Asesinato de García Moreno.

Entre sus pinturas más destacadas se encuentran una copia de la “Sábana Santa de San Caravaggio”, y el célebre cuadro de “La Toma de Hábito de un Joven a Manos de San Agustín”, que se conserva en la escalera principal del convento de San Agustín, en Quito. Gran parte de su obra se exhibe en los museos Municipal, Colonial y Jijón de Quito.

En 1904 fue nombrado profesor de la Escuela de Bellas Artes de Quito, cargo que mantuvo hasta su muerte ocurrida en la noche del 23 de febrero de 1906.

Sus restos descansan en la Capilla de Almas de la catedral.

 

Compartir

También puedes revisar