Alonso Moreno y Bellido

Verdadero primer prócer y mártir de la libertad, nacido en Tumerqué, pequeño pueblo de lo que hoy es la República de Colombia, en los primeros años del siglo XVI.

Radicado definitivamente en Quito fue nombrado Procurador del Cabildo, cargo que desempeñó con rectitud y afán de servicio a la colectividad.

«A Moreno Bellido lo apodaban los españoles «Cacique de Tumerqué», «Duque de Popayán», «Príncipe de la Libertad». En broma o en serio este caudillo mestizo fue un verdadero príncipe de la libertad» (Dr. Camilo Mena.- El Telégrafo, Ag. 16/92).

En efecto, ya había hablado de emancipación de España y proyectaba viajar a Inglaterra en busca de auxilios para el propósito emancipador, pero cuando S.M. Felipe II de España expidió la Cédula Real que disponía el pago del impuesto de la Alcabala, desistió de su viaje y acaudilló un movimiento de rechazo que culminó cuando, a mediados de agosto de 1592, estalló en Quito la Revolución de las Alcabalas.

Esto ocasionó que fuera perseguido tenazmente por las autoridades españolas y por el Presidente de la Real Audiencia de Quito, Dr. Manuel Barros de San Millán, hasta que en la noche del 28 de diciembre de 1592 fue asesinado mientras caminaba por las calles de la ciudad. Agonizando alcanzó a señalar la casa de la Audiencia como el lugar de donde le habían disparado varios tiros de arcabuz.

Compartir

También puedes revisar