Ramírez Estrada Alsino

Alsin--Ramirez-Estrada

Novelista guayaquileño nacido el 23 de julio de 1930, hijo del Sr. Gustavo Ramírez Pérez y de la poetisa Sra. Aurora Estrada y Ayala.

Sus estudios primarios y secundarios los realizó en diferentes colegios de Guayaquil y Quito, y luego de culminarlos, 1950 ingresó a la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad de Guayaquil.

Ese mismo año, con su cuento «La Prueba» obtuvo el 1er. Premio en el Primer Concurso Nacional de Cuentos convocado por la Escuela de Derecho. Al año siguiente triunfó con «El Vuelo» en el Concurso Nacional organizado por la F.E.U.E.. En 1954 ganó el Primer Festival de las Letras Universitarias con su cuento «El Huésped», y al año siguiente obtuvo el segundo premio con «El Jardinero».

A principios de 1961, junto con el Lcdo. Alejandro Aguilar Ruilova conspiró en contra del gobierno del Dr. José María Velasco Ibarra; y al año siguiente, en la «Colección de Relatistas del Ecuador» apareció su libro de cuentos titulado «La Perspectiva».

En 1963 -cuando la Junta Militar de Gobierno se adueñó del país- fue acusado de comunista y arrestado en la ciudad de Guayaquil. Inmediatamente fue trasladado al Panóptico de Quito junto con otros detenidos políticos, donde permaneció prisionero durante dos meses y medio.

En 1967 publicó «El Testimonio», que fue calificado por Humberto Albornoz como «…novela de experimentación psicológica que propone al lector una fórmula de dinamismo fatigante que lo lleva a ser el realizador y el pasivo receptor de ideas y circunstancias». Posteriormente publicó «Crónicas de la Medianoche», «En Familia», y un texto de «Economía Política» que fue declarado oficial en la Facultad de Jurisprudencia.

En la actualidad Alsino Ramírez se presenta como uno de los más destacados e importantes escritores de las últimas décadas. En su novela “Las Dudosas Memorias”, publicada por la Casa de la Cultura Núcleo del Guayas, en 1999, lo confirma como un autor de características literarias muy originales.

“Hay peculiaridad en el lenguaje de Alsino Ramírez, y también un sentido dramático, casi patético, poco convencional en la narrativa ecuatoriana” (Manuel Esteban Mejía.- El Universo, En/2000).

Compartir

También puedes revisar