Calderón Chico Carlos

Carlos-Calderon

Periodista, escritor e historiador guayaquileño nacido el 14 de junio de 1953, hijo del Sr. Carlos Calderón Moncayo y de la Sra. Olga Chico Parra.

Todos sus estudios los realizó en Guayaquil: La primaria en la Escuela Fiscal “Velasco Ibarra” donde empezó a manifestar sus inquietudes literarias y obtuvo el Primer Premio en un Concurso de Oratoria sobre el “9 de Octubre de 1820”; la secundaria la realizó en los colegios particulares “13 de Abril” y “Pedro Carbo”, graduándose de bachiller en 1972. Finalmente ingresó a la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Guayaquil, donde en 1977 obtendría su licenciatura en Literatura y Castellano.

Para entonces, sus inquietudes literarias lo habían llevado a iniciar una biblioteca particular que con el tiempo se convertiría en una de las más importantes del Ecuador, y que es consultada por investigadores nacionales y extranjeros que siempre acuden a ella.

Durante varios años ejerció las cátedras de Historia, Literatura Ecuatoriana en diferentes  colegios de Guayaquil, al tiempo que se integraba con escritores como Jorge Velasco y Hugo Salazar Tamariz para realizar sus primeras entrevistas y publicaciones. Ese sería el inicio de una munífica actividad que abarcaría casi todos los campos de las letras y el periodismo, destacándose además su actividad de bibliógrafo, que al decir del reconocido historiador y genealogista, Dr. Fernando Jurado Noboa, está entre los tres más grandes del Ecuador.

En su incansable afán por promocionar la afición a la lectura, por cerca de treinta años se dedicó a coordinar los suplementos y revistas culturales más importantes del País. Mantuvo en el Café Galería Barricaña de Guayaquil, durante más de cuatro años (de 1990 a 1995), un programa cultural quincenal por el que pasaron más de un centenar de escritores, pintores y políticos, para debatir  sobre los más diversos temas.

El periodismo se ha nutrido de su entusiasmo incansable y contagioso, y a través de sus publicaciones en diversos medios ha logrado llamar la atención de lectores de todas las edades, ideologías y posición social; Esto le fue reconocido por el Gobierno Nacional, que en octubre 1997 le entregó la Condecoración Al Mérito Cultural de Primera Clase; dos semanas después, la Asociación de Periodistas Guayaquil lo declaró “El “Periodista del Año”.

En dos oportunidades presidió la Sociedad Ecuatoriana de Escritores, Núcleo del Guayas, y por más de trece años fue coordinador-corresponsal, en Guayaquil, de la Revista Diners. Se desempeñó como profesor de las Universidades Técnica de Babahoyo y Jefferson de Guayaquil; fue Asistente de Director e Investigador del Archivo Histórico del Guayas, formando entonces parte del Consejo Editorial de las colecciones “Guayaquil y el Río” y “Lecturas Ecuatorianas” siendo lector y presentador de las mismas. Dirigió también la revista Propuestas, de la ESPOL.

A partir de 1998 empezó a ejercer la docencia de Derecho Territorial Ecuatoriano en la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad Católica Santiago de Guayaquil; dos años más tarde fue llamado por la ESPOL para dictar la cátedra de Historia del Ecuador en los pre politécnicos de Turismo.

El 14 de junio del 2002, ingresó como Miembro Correspondiente a la Academia Nacional de Historia del Ecuador, con el estudio titulado “Nueva Visión de la Identidad Cultural Guayaquileña en el Ultimo Medio Siglo”. Por esa misma  la Corporación Bustos y Librería Científica lo contrataron como Asesor Cultural y Bibliográfico para que incentive entre la ciudadanía la afición por la lectura, y para que oriente y asesore a quienes van en busca de información bibliográfica. Por el espacio cultural de esta librería, convertida también en galería, han pasado escritores del prestigio de Jorge Enrique Adoum, Miguel Donoso Pareja, Alicia Yánez Cossío, Esteban y Xavier Michelena, Michael Handelsman, Guido Garay y Wilman Ordóñez; historiadores como Rodolfo Pérez Pimentel y Efrén Avilés Pino y pintores como Rafael Valdez y Sócrates Ulloa, entre otros.

Antes de finalizar el 2002 estaba terminando su importante trabajo “Imaginarios Urbanos y Comunicación en el Proceso de Constitución de la Identidad Guayaquileña”, con el que obtendrá la Maestría en Comunicación Internacional, mención “Gestión Empresarial”.

Entre sus publicaciones más importantes aparecen obras como “Literatura, Autores y Algo Más” (1983), Pedro Jorge Vera se Confiesa: Política y Literatura” (1985), “Palabras y Realidades” (1986), Jorge Enrique Adoum: Entrevista en Dos Tiempos” (1988), “3 Maestros se Cuentan a sí Mismos: Angel F. Rojas, Leopoldo Benítez Vinuesa y Adalberto Ortiz (1991), “40 Cuentos Ecuatorianos. Narrativa Guayaquileña de Fin de Siglo” (1997), “Medardo Angel Silva: Crónicas y Otros Escritos (Compilación 1999), “El Libro Ecuatoriano en el Umbral de un Nuevo Siglo” (2000), “Luis Chiriboga Parra,… Tal Como Es” (2002), “Homenaje a Jorge Carrera Andrade” (Editor 2002) y “No Me Importa el Juicio de la Historia”, extraordinaria obra que describe la vida, el pensamiento y la personalidad del Dr. Carlos Julio Arosemena Monroy, escrita en base a una serie de entrevistas que mantuvo con el controvertido político y jurista guayaquileño.

Carlos Calderón Chico es miembro de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, Núcleo del Guayas; y Director de la Sección Literatura de la Sociedad Ecuatoriana de Escritores y de la Asociación de Periodistas Guayaquil, de la que es miembro del Consejo de Honor, y secretario de la Corporación José Peralta.

Sus conferencias y charlas son muy solicitadas y aplaudidas en Universidades y Centros Educativos y Culturales del país y del exterior; es colaborador del Boletín de Historia y Antigüedades de la Academia de Historia de Colombia, y sus opiniones sobre temas culturales e históricos del país son constantemente solicitadas por investigadores y académicos nacionales y extranjeros.

Compartir

También puedes revisar