Aguilar Ruilova Dr. Alfonso

Abogado, educador y periodista guayaquileño nacido el 5 de marzo de 1914, hijo del Sr. Alfonso Aguilar Izquierdo y la Sra. Margarita Ruilova.

«Durante toda su vida conjugó brillantemente la ética del periodismo con el apostolado del magisterio. El Universo y La Nación fueron testigos de su pasión por la carrera periodística. En su labor docente en planteles nacionales y particulares enalteció la cátedra de matemáticas. De él se dijo que demostraba a los educandos que el álgebra es una forma de disponer en ecuaciones lo conocido y lo desconocido, de suerte que lo desconocido pueda conocerse fácilmente» (El Universo.- marzo 11/89).

Buscando siempre beneficiar a los estudiantes desarrolló una amplia labor en el campo de la educación, que culminó en 1963 cuando fundó la Universidad Laica Vicente Rocafuerte de Guayaquil, «…haciendo realidad uno de sus más caros anhelos: Entregar a la sociedad un centro de estudios superiores de modalidad nocturna para favorecer a las clases trabajadoras, forjando una universidad en el más puro laicismo que él diseñó con férvido amor y mucho sacrificio» (ídem).

El 1 de diciembre de 1972 y en reconocimiento a su labor como maestro,  el Gobierno Nacional le otorgó la condecoración «Al Mérito Educativo de Primera Clase». Más tarde, en acto realizado el 25 de agosto de 1978, el Consejo Universitario de la Universidad Laica Vicente Rocafuerte de Guayaquil le confirió el título de «Doctor Honoris Causa» en Ciencias de la Educación, imponiéndole además la presea única «Vicente Rocafuerte», que no volverá a ser entregada a persona alguna. El 26 de noviembre de ese mismo año, el Consejo Supremo de Gobierno presidido por el Valm. Alfredo Poveda Burbano le otorgó la Orden Nacional «Al Mérito», y más tarde fue galardonado también con la misma distinción en el grado de Comendador.

El 29 de febrero de 1980 fue designado para el cargo de rector de la universidad por él fundada, y tres años después, la comunidad universitaria y la ciudadanía guayaquileña le tributaron un merecido homenaje al celebrar sus Bodas de Oro profesionales.

Dedicado hasta el último de sus días a su abnegada y sacrificada labor docente, murió en su ciudad natal el 10 de marzo de 1989.

Compartir

También puedes revisar