Cordero Palacios Dr. Alfonso

Alfonso_Cordero_Palacios

Educador, jurista y escritor cuencano nacido el 16 de abril de 1885, hijo del Sr. Vicente Cordero Crespo y de la Sra. Rosa Palacios Alvear.

Todos sus estudios los realizó en su ciudad natal: La primaria en la escuela de don Ezequiel Crespo y la secundaria en el Colegio Nacional Benigno Malo, donde se graduó de Bachiller en el año 1903. Ingresó entonces a la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad de Cuenca donde obtuvo el título de Doctor, para incorporarse de inmediato al Cuerpo de Abogados de la República.

Se destacó como un notable educador, y fue uno de los egregios representantes del pensamiento y de la acción sobre los que se basa la delicada función de orientar y enseñar. Durante más de 40 años fue profesor en el Benigno Malo, donde tuvo a su cargo las importantes cátedras de Filosofía, Lógica, Etica, Literatura y Gramática, hasta culminar desempeñando el cargo de Rector en el período de 1940 a 1944, desde el cual impulsó la construcción del magnífico edificio en el que funciona actualmente, y fomentó el gran prestigio intelectual del centenario plantel.

Fue también profesor de los colegios «Manuela Garaicoa de Calderón», «Manuel J. Calle», «Antonio Avila M.» y «Rafael Borja», y Rector del «Herlinda Toral». Además, entre 1947 y 1951 ejerció el cargo de Director Provincial de Educación del Azuay.

Publicó varias e importantes obras como «Historia de la Literatura», que en 1922 fue galardonada con la «Medalla de Oro» que le otorgó la municipalidad cuencana; «La Moral en Obras»; «Arte y Artistas Literarios»; y «Léxico de Vulgarismos Azuayos». Existen además varias obras que aún permanecen inéditas y algunas piezas de teatro.

El 4 de noviembre de 1955, en «acto que revistió los caracteres de verdadera apoteosis para el Ilustre Maestro y Literato», el Gobierno del Ecuador le entregó la Condecoración Nacional al Mérito en la Orden de Caballero, que había sido solicitada para él por la Ilustre Municipalidad de Cuenca en reconocimiento a sus méritos e importantes servicios prestados.

Dedicado a sus actividades educacionales, a pesar de haberse acogido a su derecho de jubilación, murió en su ciudad natal, Cuenca, el 14 de marzo de 1956.

Compartir

También puedes revisar