Cueva Dr. Mariano

Mariano-Cueva

Abogado y político cuencano nacido el 5 de agosto de 1810, hijo de don Tadeo Cueva Tinoco y de doña Serafina Vallejo Encalada.

Sus primeras enseñanzas las recibió bajo la atenta y afectuosa dirección de su madre, y luego pasó al Colegio Seminario de su propia ciudad donde continuó cursos de Filosofía y Jurisprudencia. Más tarde viajó a Quito donde el 24 de diciembre de 1821 obtuvo el título de Doctor en Jurisprudencia, e inmediatamente volvió a Cuenca donde luego de varios años de afanosa práctica se incorporó, el 7 de diciembre de 1835, al Cuerpo de Abogados de la República.

Dos años más tarde inició una fructífera vida en beneficio del país, actuando primeramente como catedrático de Filosofía en el Seminario de Cuenca.

«Desde esa época, el Dr. Cueva recorrió en la escala política y en la profesional, la mayor parte de los cargos públicos de la nación.- Concejero Municipal en 1839; Subdirector de Estudios en el mismo año; Secretario de la Gobernación de Cuenca, en 1845; Ministro de la Corte Superior del Azuay, en 1847; Diputado a la Convención Nacional, en 1852; Visitador Fiscal, en el mismo año; Gobernador de Cuenca, en 1853; Presidente de la Corte Superior; Diputado a la Asamblea Constituyente de 1861; y, por último, Vicepresidente de la República. En todos estos cargos públicos puso de relieve las dotes de su inteligencia y sus conocimientos profundos de derecho, adquiriendo a cada día mayor reputación y esa experiencia de los negocios públicos, que da la práctica y forma a los hombres de Estado» (Camilo Destruge.- Album Biográfico Ecuatoriano, tomo II, p. 157).

Mientras acompañó como Vicepresidente de la República al Dr. Gabriel García Moreno, durante su primera administración, fue Encargado del Poder Ejecutivo en varias ocasiones entre 1861 y 1863, y en el desempeño de dichas funciones demostró siempre apego a la Justicia y a la Ley, normas que caracterizaron toda su vida pública.

Posteriormente, en 1867 fue nombrado Gobernador de la provincia del Azuay, Senador en 1872, y después del Asesinato de García Moreno, Diputado a la Convención Nacional reunida en Ambato el 26 de enero de 1878.

«Cuando un hombre es de notable talento, cuando su erudición es vasta y cubre diversos campos del saber, ese hombre tiene la obligación, el deber, por íntimo, más perentorio e ineludible de trasmitir sus conocimientos, por todos los medios posibles… Por esto y para esto, Mariano Cueva Vallejo, transitó por Academias y Cenáculos Literarios, dejando siempre un reguero de ecuanimidad y conocimientos en ellos. Fue así, desde el año de 1861, miembro de la Academia Científica y Literaria del Ecuador. En 1865, Director de la Academia de Derecho Práctico del Azuay. En 1866 Director del Consejo Directivo de la Academia Ecuatoriana correspondiente a la Real Española de la Lengua» (Lucio Salazar Tamariz.- Una Comarca y sus Destellos, p. 81).

A más de haber servido al país desde los principales cargos de la nación, se distinguió también como escritor y periodista, y fundó los periódicos «El Atalaya», en 1845; «La República», en 1856; y fue colaborador de «El Constitucional», en 1869.

En los últimos años de su vida, a pesar de haberse separado totalmente de la actividad pública no pudo negarse a aceptar, en 1878, el honroso cargo de Rector de la Corporación Universitaria del Azuay, el que desempeñó hasta el día de su muerte, sucedida en la ciudad de Cuenca el 18 de marzo de 1882.

Compartir

También puedes revisar