Evans y Meggers

Evans_y_Meggers

Clifford Evans (1921-1981) y Betty J. Meggers, constituyen dos de los más connotados sabios e investigadores, dentro del campo de la arqueología americana, y -por qué no decirlo- de la ecuatoriana.

Junto con Emilio Estrada Ycaza, que fue quien los invitó a visitar nuestro país para interesarlos en los trabajos de arqueología que ya venía realizando, los esposos Evans y Meggers realizaron importantes descubrimientos que revolucionaron la arqueología ecuatoriana y, de manera especial, la de la cuenca del río Guayas.

Juntos profundizaron en el estudio de las similitudes estilísticas existentes entre las cerámicas neolíticas de Jomón, en Japón; y las de Valdivia, en nuestro país; proponiendo además la posibilidad de que accidentalmente, una embarcación japonesa pudo llegar a nuestras costas alrededor de 3.000 años a.C.

Evans había nacido en Taxas, EE.UU., pero se crió y educó en California, asistiendo a la Universidad de Southern California, donde se graduó en 1941. La segunda guerra mundial interrumpió sus estudios, pero finalizada esta y luego de haber permanecido prisionero durante 18 meses, retornó para ingresar a la Universidad de Columbia, donde obtuvo el título de Doctor en Antropología.

Meggers, por su parte, había nacido en Washington D.C., y desde su época de estudiante secundaria ya había demostrado su gran interés por la investigación arqueológica, tal es así que, habiéndose graduado, desarrolló importantes trabajos en República Dominicana, Guayana, Brasil y Venezuela, convirtiéndose en una de las autoridades arqueológicas más reconocidas y citadas mundialmente.

Desde el principio de sus carreras -y posiblemente esa comunión de ideas, conceptos e interese mutuos fue lo que los unió en matrimonio- se dedicaron con especial empeño a las investigaciones arqueológicas en diferentes lugares del mundo, realizando descubrimientos y expresando opiniones que en muchos casos causaron gran controversia; especialmente las de Betty Meggers, quien tenía la particularidad de expresarse con gran valentía.

Cuando llegaron por primera vez al Ecuador, los trabajos de arqueología y antropología que se venían desarrollando en nuestro país recibieron el gran impulso de sus conocimientos y entusiasmo, alcanzando entonces un muy alto nivel científico internacional: “Ellos son quienes procesan mejor los datos arqueológicos de la costa, al darnos las bases científicas más sólidas de nuestra arqueología y nuestra nacionalidad, en las décadas de los años 50s y 60s. Dan al Ecuador por primera vez estudios sistemáticos: diferenciaciones y analogías biológico-culturales, metodologías innovadoras como dataciones de C-14, hidratación de la obsidiana, termoluminiscencia, análisis cuantitativos de la cerámica y seriación, cuadros cronológicos ordenando las fases que desde entonces hasta hoy en día son las bases claves que han servido a generaciones de arqueólogos para ordenar sus ideas…” (Paulina Ledergerber Crespo.- “Betty J. Meggers: Una Perspectiva Ecuatoriana”).

A nivel mundial, Evans y Meggers han realizado un gran número de publicaciones, pero en lo relacionado con nuestro país alcanzaron metas extraordinarias publicando obras que son consideradas como las más importantes de este género no solo en el Ecuador sino también en todo el mundo.

Ahí están, entre muchas más, “Relationships Between Mesoamérica and Ecuador”, “Archeological Investigations on the Río Napo”, Técnicas Decorativas, Diagnósticas y Variantes Regionales en la Cultura Chorrera”, “Cronología Relativa y Absoluta en la Costa del Ecuador”; además, junto a Emilio Estrada publicaron “Jambelí Culture of South Coastal Ecuador”, “Early Formative Period of Coastal Ecuador: The Valdivia and Machalilla Phases”, “Cultura Valdivia”, “Posible Transpacific Contact on the Coast of Ecuador”, y otras más.

Compartir

También puedes revisar