Francisco Pérez Febres Cordero

Periodista, escritor y poeta nacido en Guayaquil en 1934, hijo del Sr. Francisco Pérez Castro y de la Sra. Rosa Laura Febres-Cordero.

Realizó sus estudios en los colegios Cristóbal Colón y San José-La Salle de Guayaquil, y los terminó en la Milford Academy de Connecticut, USA. Ingresó entonces a las universidades de Syracuse y Miami, donde en 1958 se graduó especializándose en periodismo.

Ya desde su época de estudiante secundario se había destacado en el campo de las letras, y en 1952 había logrado un Primer Premio en poesía, y un Segundo Premio al año siguiente.

Durante su permanencia en la Universidad de Miami tuvo la oportunidad de colaborar con el Diario de las Américas, que se publica en esa ciudad, donde sus artículos aparecían en una página dominical dedicada a los estudiantes hispanoamericanos de la universidad.

A su regreso a Guayaquil, a fines de 1958 ingresó a la redacción de diario El Universo, y al año siguiente fue nombrado Asistente de la Dirección y director de la Revista Dominical, a través de cuyas páginas realizó una gran labor de acercamiento cultural de poetas, escritores y artistas de la plástica ecuatoriana. Incrementó además el intercambio cultural con artistas y escritores de México, Venezuela, Colombia, Perú Chile, Argentina y Uruguay. Ese mismo año estableció y fue coordinador del Concurso Nacional de Poesía Ismael Pérez Pazmiño, que después de haberse realizado anualmente hasta 1975, se trasformó en bienal convirtiéndose en uno de los eventos literarios más importantes del Ecuador.

Gracias a su importante trabajo -que se inició en 1954- fue llamado al seno de importantes instituciones como la Casa de la Cultura Ecuatoriana, el Círculo de Periodistas del Guayas, la Confederación Nacional de Periodistas del Ecuador, la Agrupación Cultura y Fraternidad, de la que es fundador; el Patronato Histórico del Guayas, el Instituto Hiliar. Es Miembro de Número del Patronato Municipal de Bellas Artes y del Municipal de Cultura, Correspondiente del Grupo de Escritores de Venezuela, Honorario de la Sociedad Iberoamericana de Escritores de los EE.UU., y Miembro de Honor del Instituto Centro Americano de Cultura, entre otros.

Su labor literaria ha sido varias veces reconocida, razón por la cual en 1967 el M.I. Concejo de Guayaquil le otorgó la Medalla al Merito Literario. Ha sido merecedor además de la Placa de la Casa Social y Cultural Ecuatoriana de New York, en 1976; la Medalla al Maestro del Año, de Antena Pedagógica, en 1981; Placa al Mérito Literario del Consejo Directivo del Colegio Vicente Rocafuerte, en 1981; Medalla al Mérito Periodístico del Círculo de Periodistas del Guayas, en 1987; Condecoración Abel Romeo Castillo de la Asociación de Periodistas Educativos, en 1990; Condecoración Al Mérito Literario «Encomienda de la Confraternidad Dominicana» del Instituto Centro Americano de Cultura, filial de Pernambuco, Brasil, y Condecoración al «Mejor Difusor Cultural», de Solidaridad Cultural Ecuatoriana, en 1992; entre muchas distinciones más.

Entre sus obras se encuentran títulos como «Rimas y Sarcasmos» (1961), «Penumbras y Otros Poemas» (1966), «Reincidencias» (1967), «El Corresponsal de la Tristeza» (1969), «Apuntes de un Pasajero» (1970), «Con el Alma en Puntillas» (1974), «Poesía» (1980), «…. y el Poema Quedó Hecho» (1987) y «Tierra mi Tierra» (1993), entre otras.

Su obra, de gran calidad literaria ha sido comentada en periódicos y revistas del Ecuador, y también en Roma, Barcelona, Caracas, México, Buenos Aires, Bogotá y otras importantes ciudades del mundo. Por esta misma razón su nombre figura en varias antologías publicadas: «Arbol de Fuego», «Sonetos a Bolívar» y «Lírica Hispana», de Caracas; «Antología Poética Hispanoamericana Actual», «Antología Hispanoamericana», «El Amor en la Poesía Hispanoamericana» y «El Soneto Hispanoamericano», de Buenos Aires; en «Cantos a Guayaquil» y en el «Diccionario de la Literatura Ecuatoriana», de Franklin y Leonardo Barriga López.

En abril de 2009 publicó una extraordinaria “Antología” en la que recopiló gran parte de su obra. Francisco Pérez Febres – Codero falleció en el 2010.

En el 2012, la Alcaldía de Guayaquil, El círculo de Periodistas del Guayas y la Agrupación Cultural y Fraternidad y los amigos de Pérez Febres-Cordero tuvieron la iniciativa de levantar una escultura en su honor, y así fue que en la mañana del día 14 de Julio del 2012 se de develo el busto del poeta y periodista Guayaquileño ubicada en la avenida del Periodista.

Compartir

También puedes revisar