Darquea Gral. Secundino

Militar nacido en la ciudad de Ambato el 29 de enero de 1822, hijo de don Pedro Alcántara Darquea Endara y de doña Leonor Iturralde y Granda-Suárez.

Tenía sólo 14 años de edad, cuando obedeciendo a su vocación militar escapó de su casa y se alistó como soldado raso en el Batallón No. 2 de Línea, acantonado en Ambato. Diez años más tarde ya ostentaba el grado de Subteniente y en 1841 fue ascendido a Capitán.

Luchó junto al Gral. Flores en el combate de «La Elvira»durante la Revolución Marcista de 1845, y en 1851 apoyó al Gral. Urbina en su revolución para derrocar al gobierno constitucional de don Diego Noboa.

En 1857 intentó retirarse a la vida privada, pero fue sacado de ella dos años más tarde, cuando luego de tomarse el poder, el Dr. García Moreno lo llamó a Quito para que desempeñara el cargo de Comandante en Jefe del ejército provisorio de la sierra. En 1861 fue elegido Diputado por la provincia del Guayas, y la Convención Nacional, en honor a sus méritos militares le otorgó la «Medalla al Arrojo Asombroso», y lo designó Comandante General del Distrito de Quito.

En diciembre de 1863 fue ascendido a General de Brigada, y en 1866, gracias a las presiones ejercidas por el Dr. García Moreno, el Presidente de la República, Sr. Jerónimo Carrión, lo designó Comandante General del Guayas.

A principios de 1869 fue comisionado por García Moreno para mantener el orden en Guayaquil, pero el 19 de marzo estalló una contrarrevolución encabezada por el Gral. José de Veintemilla (hermano del Gral. Ignacio de Veintemilla), quien luego de ordenar su captura lo condujo al primer piso del Cuartel de Artillería, donde fue atado a una silla y fue dejado bajo la custodia de un centinela. Mientras permanecía prisionero convenció al guardia para que lo liberara, y cuando Veintemilla volvió, el centinela disparó su arma contra el general matándolo de contado y poniendo fin de esta manera a la revolución.

García Moreno supo reconocer y premiar su lealtad nombrándolo Ministro de Guerra y Marina, cargo que mantuvo hasta 1874 en que por motivos de salud tuvo que volver a Guayaquil, para lo cual recibió el nombramiento de Inspector General del Ejército.

Luego del Asesinato de García Moreno pretendió mantenerse alejado de toda actividad política y militar, pero en 1876 fue desterrado a Lima por la dictadura del Gral. Ignacio de Veintemilla, y debió permanecer fuera del país hasta 1883 en que fue derrocado el régimen.

Reintegrado ejército de la Restauración, en 1884 se convirtió en el hombre de confianza del presidente José María Plácido Caamaño, e inició una fuerte campaña para combatir a la Revolución de los Chapulos, que culminó en Palenque con el fusilamiento del Crnel. Nicolás Infante.

Al año siguiente se retiró a la vida privada, en la ciudad de Guayaquil, donde murió el 16 de mayo de 1889.

Compartir

También puedes revisar