Gral. Ulpiano Páez

Ulpiano-paez

PAEZ, Gral. Ulpiano.- Valeroso militar nacido en Guanujo, provincia de Bolívar, en el año 1854.

Sus primeros estudios los realizó bajo la tutela del Dr. Andrés Acosta, y posteriormente ingresó a la Universidad de Quito donde continuó estudios superiores hasta que García Moreno la clausuró en 1869.

Posteriormente y llamado por su vocación militar, ingresó a la Brigada de Artillería donde gracias al don de mano que lo caracterizaba, en 1870 alcanzó el grado de Sargento 1ero. Encargado de la Compañía.

Luego del Asesinato de García Moreno –en 1875-, con el grado de Subteniente fue trasladado a Guayaquil bajo las órdenes del Crnel. Teodoro Gómez de la Torre, y al año siguiente, cuando este se separó de la Comandancia de Armas, lucía ya el grado de Teniente.

En 1882, al instaurar el Gral. Ignacio de Veintemilla su segunda dictadura, con el grado de Capitán defendió la plaza de Quito hasta que esta calló en manos de Ezequiel Landázuri, Francisco Javier Salazar y Pedro Lizarzaburu.

Triunfante la Revolución Liberal que el 5 de julio de 1895, se incorporó en Guayaquil al ejército liberal y comandó la Primera División que peleó en Gatazo, luego de lo cual asistió a toda la campaña destinada a imponer la ideología liberal y consolidar la Jefatura Suprema del Gral. Eloy Alfaro en toda la República.

Durante los gobiernos alfaristas prestó importantes servicios al país en el desempeño de varios cargos públicos como Ministro de Guerra, Intendente General de Policía, etc.

En 1911, ante la caída de Alfaro buscó asilo junto al Ministro del Brasil, en cuya casa se alojó hasta que el nuevo gobierno le extendió un pasaporte para que pueda viajar a Europa.

Regresó a principios de 1912 para encontrarse con que el Gral. Pedro J. Montero se había proclamado Jefe Supremo de Guayaquil.

Pudo salvarse cuando los revolucionarios fueron derrotados en los combates de Huigra, Naranjito y Yaguachi, pero con esa lealtad que siempre lo caracterizó, permaneció junto al Gral. Alfaro y fue una de las víctimas del sangriento Asesinato de los Héroes Liberales, perpetrado en Quito el 28 de enero de 1912.

Compartir

También puedes revisar