Cuadra José de la

Jose-De-La-Cuadra

Escritor guayaquileño nacido el 3 de septiembre de 1903, hijo del Sr. Vicente de la Cuadra y Vayas y de la Sra. Ana Victoria Vargas y Jiménez.

Terminó su bachillerato en 1921, en una época en que en Guayaquil se empezaban a vivir los primeros movimientos sociales y laborales que culminaron un año más tarde con laRevolución del 15 de Noviembre de 1922. Ingresó entonces a la Facultad de Derecho de la Universidad de Guayaquil, donde en 1927 obtuvo el título de Abogado.

«Desde los amaneceres de su existencia estudiantil datan sus inquietudes literarias y políticas. Amaba a su pueblo con conciencia de clase y quería enaltecerlo desde el canto contado y desde el costado abierto a una reivindicación social. Su talento y su clara disposición para afrontar y enfrentar esta problemática lo llevaron a ocupar honrosos cargos y dignidades tanto administrativas como estudiantiles» (Rodrigo Pesantez Rodas.- Literatura Ecuatoriana, p. 406).

Publicó sus primeras obras -en el género del relato-, en el año 1925 con la aparición de «Perlita Linda» y «Olga Catalina»; posteriormente, en 1929 obtuvo, con «Sueño de Una Noche de Navidad», el Segundo Premio en los Juegos Florales organizados por el Belén de Huérfanos de la ciudad de Guayaquil.

Junto a Enrique Gil Gilbert, Demetrio Aguilera Malta, Joaquín Gallegos Lara y Alfredo Pareja Diezcanseco, integró el notable «Grupo de Guayaquil» que tanto lustre dio a las letras ecuatorianas.

Alcanzó su máxima estatura intelectual, dentro del relato, durante la década del 30 con la aparición de obras como «Repisas» (1931), «Horno» (1932), y su obra cumbre, «Los Sangurimas», publicada en 1934, que tuvo varias ediciones, e inclusive -en 1993- fue llevada con éxito a la televisión.

Fue profesor del Colegio Vicente Rocafuerte, Presidente del Centro Universitario de Guayaquil, primer Presidente de la Federación del Sur de Estudiantes Ecuatorianos, fundador de la Universidad Popular de Guayaquil, establecida en 1925, Secretario de la Gobernación del Guayas, Secretario General de la Administración, Subsecretario de Gobierno, y, lo que es más importante, fue abogado de prestigio y honorabilidad comprobada.

“Escritor de cuentos -de los más realizados del subcontinente-, se resistió muchos años a incursionar en la novela. “Yo soy como el gallo -decía-: acabo rápidamente”. Cuando se decidió a escribir relatos largos intervino la muerte y se fue llevando a quien estaba llamado a ser uno de los más poderosos narradores de las letras latinoamericanas” (Pedro Jorge vera.- Revista Diners No. 87, Ag. De 1989).

En efecto, José de la Cuadra murió en Guayaquil -su “Capital Montubia”-, como él la llamaba, el 27 de febrero de 1941.

En julio del 2003, con motivo de las fiestas de Guayaquil y en homenaje al primer centenario de su nacimiento, el Cabildo Porteño editó -en edición de lujo- un libro con sus “Obras Completas”, y en octubre  del mismo año su Obra y Pensamiento fueron declarados Patrimonio Intangible del Ecuador.

Compartir

También puedes revisar