Cordero y León María Ramona (Mary Corilé)

Maria_Ramona_Cordero_y_Leon

Poetisa, educadora, periodista, dramaturga y novelista cuencana, nacida en el año 1901, hija del Sr. Benjamín Cordero Lloré y de la Sra. Angela León Cordero.

Realizó sus estudios en las aulas conventuales de las Hermanas de la Caridad y de las Hijas de Santo Domingo, y desde esa época estudiantil, cuando apenas tenía trece años de edad ya componía y escribía en prosa y en verso sus primicias literarias.

Al terminar sus estudios viajó a Quito donde durante varios años ejerció la docencia, y más tarde volvió a Cuenca donde fue profesora de Literatura Ecuatoriana y Literatura Infantil.

Durante toda su vida usó el seudónimo «Mary Corilé» y bajo éste publicó sus obras «Canta a la Vida» (1933), «con el cual irrumpió en el ámbito literario desafiando al marianismo gazmoño de su época, con vigorosa audacia lírica, desechando los prejuicios de variada índole que habían mellado la poesía escrita por mujeres destinándola tan solo al verso doméstico, patriótico o circunstancial, eludiendo la autenticidad no solo textual y metafórica sino también vital que exige el verso logrado y trascendente» (Ileana Espinel «Raíces y Alas» El Universo, Jun.3/94)

Vinieron luego, bajo el mismo seudónimo, «El Mío Romancero» (que la consagra maestra admirable en el metro que glorifica a García Lorca), «Romance de la Florecita» (dedicada a Santa Mariana de Jesús), «Agua Fuerte» (obra lírica de su plenitud), y otras que contienen bellos poemas de su inspiración, «Gleba» (cuentos para adultos con un mensaje social a través de los cuales denuncia y protesta, pero construye); «Mundo Pequeño» (cuento para niños), «Conscriptos» (novela de tesis social), «Hombres y Mujeres del Ecuador» (biografías), «Romancero de la Bolívar», y «Romance de Amor Cañari».

Fue Miembro de la Liga Internacional de Mujeres Ibérica e Hispanoamericana. En octubre de 1927, cuando aún era muy joven, ya había sido ovacionada en Guayaquil por el Comité de la Raza, y más tarde su obra fue aplaudida por poetas, escritores y críticos de renombre continental que la consagraron como una de las máximas poetisas del Ecuador y de América.

A los 75 años de edad, «Mary Corilé» murió en su ciudad natal, Cuenca, en mayo de 1976.

Compartir

También puedes revisar