Gómez Andrés

Andres_Gomez

Tenista guayaquileño nacido el 27 de febrero de 1960, hijo del acreditado radiodifusor señor Pedro Pablo Gómez Sánchez y de la señora Vicenta Santos Alcívar.

Estudió la primaria en el Instituto Particular Abdón Calderón de Guayaquil. Por esa época su gran pasión –al igual que la de todos sus compañeros de escuela y de barrio- era el fútbol, por lo que todos los días, al salir del colegio, se quedaba en la calle pateando pelota y jugando vibrantes partidos con sus amigos. Temeroso de que algo pudiera sucederle por jugar en la calle, su padre decidió llevarlo a practicar tenis en el Guayaquil Tenis Club, poniéndolo bajo la dirección de Miguel Olvera; poco tiempo después arrasaba con todos sus rivales en los torneos infantiles y los entendidos lo señalaban como una de las promesas del deporte blanco.

La secundaria la estudió en el Colegio Salesiano Cristóbal Colón, cuando ya había empezado a destacarse en el tenis y representaba al Ecuador –con gran altura- en varios eventos internacionales.

En 1978, cuando se graduó de bachiller, no quiso ninguna celebración, pues prefirió empezar a prepararse para asistir a los juegos panamericanos en representación del Ecuador. Antes de finalizar el año le dijo a su padre que quería practicar el tenis profesional durante dos años, y que si no le iba bien ingresaría a la universidad. Inició entonces una carrera deportiva que lo llevaría a alcanzar las más altas cimas. En diciembre de ese mismo año, mientras participaba en un torneo en New York, su padre murió en Guayaquil víctima de una enfermedad.

De ahí en adelante, como queriendo dedicarle sus esfuerzos a quien había sido su principal impulsor, sus triunfos fueron constantes y su carrera un vertiginoso ascenso hacia la fama y los primeros lugares del tenis mundial.

Andrés Gómez fue ganador de múltiples choques por la Copa Davis, de la Copa Marlboro del caribe, de 38 títulos del Grand Prix en dobles, modalidad en la que inclusive llegó a ocupar el primer lugar en el mundo; triunfador en 21 torneos individuales de la ATP y vencedor de uno de los torneos más famosos del mundo: El Abierto de Francia de Roland Garros. Por esta razón, en seis ocasiones fue designado por la revista Estadio como “El Mejor Deportista del Año”.

Fue tal la influencia que Andrés Gómez ejerció sobre los jóvenes ecuatorianos –por su sencillez, carácter, caballerosidad y calidad deportiva- que por todas partes se multiplicaron las canchas de tenis, tanto en clubes como en colegios, parques y universidades, donde muchachos y jóvenes de todas las edades empezaron a practicar el deporte blanco buscando emular al campeón guayaquileño.

En 1995 intentó retirarse pero no pudo. No jugar le resultó imposible, y para 1999 continuaba representando al Ecuador en la Copa Davis y asistiendo a varios torneos internacionales en los que volvió a brillar con la misma clase de sus mejores años.

 

Compartir

También puedes revisar