Antepara Jóse de

Patriota guayaquileño -sobrino del prócer la Revolución del 9 de Octubre de 1820- que ofrendó su vida por la libertad de la Patria.

En la madrugada de ese glorioso 9 de octubre de 1820, junto al Cap. Luis Urdaneta asistió a la captura del “Cuartel Daule” y a la toma de la “Batería Las Cruces”, convirtiéndose entonces en uno de los principales protagonistas de esa histórica jornada.

En 1821 se alistó en el ejército libertador y fue designado Ayudante de Campo y Edecán del Gral. Antonio José de Sucre. Asistió entonces al triunfo patriota en la batalla de Cone, el 19 de agosto, pero la suerte no lo acompañó en el segundoHuachi.

Ese trágico 12 de septiembre de 1821, en medio del fragor de la batalla,  Sucre le encomendó la misión de llevar una orden estratégica a un ala de su ejército. Antepara, inexperto como militar pero valiente como patriota, “tuvo como indigno pasar por la retaguardia de la línea; y, apenas recibida la orden y sin dar tiempo al general Sucre para que impidiera su impetuosa temeridad, se lanzó en su caballo por entre los fuegos nutridos de ambos ejércitos… Había avanzado hasta la mitad del camino, cuando una bala le derribó por tierra, privándole de la existencia y arrebatando a la patria uno de sus más amorosos hijos, que de tanta utilidad le había sido y tan fundadas esperanzas daba para el porvenir” (C. Destruge.- Album Biográfico Ecuatoriano, tomo I, p. 173).

El día 20, en la iglesia de La Merced se celebraron las solemnes honras fúnebres con las que Guayaquil expresó con dolor su agradecimiento al patriota, mártir y prócer de la independencia.

Una Necrología publicada en El Patriota de Guayaquil el 22 de Diciembre de ese año, dice: “Un túmulo sencillo y decente como fue su vida ocupaba el fondo del templo; las columnas y el pavimento estaban enlutados y cubierto éste de blandones y hacheros; encima del túmulo se hallaba colocado un sepulcro y en su pedestal se leía esta inscripción: Al Dios de los Ejércitos, aquí yace don José de Antepara, condecorado con la Medalla de los Libertadores de su Patria. Murió combatiendo por la libertad en los campos de Huachi, a los treinta y tres años de edad” (2)

“Hasta ahora nadie ha podido definir si los sentimientos del corazón del hombre se forman por la naturaleza o por la educación. En un siglo corrompido, en un país esclavo, a pesar de los grillos que impusieron a nuestra razón, Antepara se ha formado un alma elevada, que ni el temor ni el dolor doblegaron jamás. ¿Quien hay de todos los que lo conocieron, que no hubiese visto su energía contra los enemigos y su humanidad con los desgraciados? Antepara reunió en su persona la severidad de un esparciata, la generosidad de un romano, la ilustración de un ateniense, y la bondad de un americano. Su memoria será siempre amada de los buenos de Guayaquil, y los mismos españoles que habitan entre nosotros, no podrán recordarla sin lágrimas”.

Había nacido en 1788 y murió cuando apenas había cumplido los 33 años de edad.

 

Investigaciones posteriores a 1960 realizadas por el Dr. Abel Romeo Castillo, establecieron la existencia de dos An­tepara, ambos guayaquileños y ambos próceres. El uno, don José María de la Concep­ción Antepara y Arenaza, nacido en Guayaquil el 22 de Marzo de 1770, -según partida bautismal encontrada por el acucioso investigador don Pedro Robles Chambers-, quien fue Secretario del General Francisco de Miranda en Londres; el otro, José Antepara, 18 años más joven que aquel, fue el prócer guayaquileño, mencionado por Villamil, Fajar­do y Roca, quién murió en la acción bélica conocida en la historia como: el “2do. Huachi” y en honor de quien -según información aparecida en el periódico “El Patriota de Guayaquil”- No. 5 – Semestre 2o. del Sábado 22 de Diciembre de 1821, Págs. 19 y 20- se celebraron Exequias Fúnebres en la Catedral de Guayaquil, el día 20 de Diciembre de 1821 (La Independencia de Guayaquil.- Pag. 125, Bco. Central 19839

(1) Juan Emilio Roca, en su obra Recuerdos Históricos de la Emancipación Política del Ecuador y del 9 de Octubre de 1820, hace alusión al futuro presidente del Ecuador, don Vicente Rocafuerte, quien en su relato biográfico afirma haber llegado a Guayaquil en junio del año 17, “y hasta Mayo del año 19, me ocupé en arreglos domésticos y negocios de la familia. Me dediqué también a mis ocios, a enseñar el francés a los que quisieran aprenderlo, a condición de que habían de transmitir a otros esos mismos conocimientos, y que los habían de emplear en leer la Historia de la Independencia de Norte América por el abate Raynal, el Contrato Social de Rousseau y el Espíritu de las leyes de Montesquieu llevando en esto el objeto de propagar las semillas de la Independencia; y tuve la suerte de sacar a un discí­pulo muy aprovechado en el Sr. Antepara, quien después cooperó con su valor y talento a realizar la Independencia del Guayas”(Vicente Rocafuerte.- Cartas a la Nación, p. 318   / Mariano Fazio F..- Ideología de la Emancipación Guayaquileña, p. 29 ).

(2) El Dr. Rodolfo Pérez Pimentel, en el tomo I de su Diccionario Biográfico del Ecuador dice: “Su edad aparece equivocada pues tenia 51 años, pero esta desinformación arrastró al gran historiador guayaquileño Camilo Destruge a confundir a Antepara con su sobrino Juan José de Antepara, hijo de su hermana Bárbara de Antepara y Arenaza y joven de solo 22 años en 1821”

Compartir

También puedes revisar